top of page

Merengue Suizo

¡Sublime! No hay mejor definición para un merengue suizo. Una mezcla dulce, tersa y ligera, suave pero consistente. Es perfecto para rellenar y cubrir pasteles, decorar un pay de limón o un tres leches.



Ingredientes:


Paso a paso:

(Para preparar un merengue suizo perfecto solo hace falta seguir unos sencillos pasos, que aunque debemos de cumplirlos, sobre todo lo relacionado con las temperaturas, son fáciles de cumplir).

  1. Colocar una olla con un poco de agua que pondremos al fuego a hervir.

  2. Encima colocaremos un bol que se ajuste al contorno de la olla, con las claras y el azúcar.

  3. Removemos con una espátula o varilla la mezcla controlando la temperatura (la alta temperatura puede ocasionar que se coagule las claras) puedes ayudarte con un termómetro de cocina.

  4. Cuando veamos que el azúcar se disuelve, retiramos del fuego. Un tip para saber que el azúcar está disuelto es tomar con la llema de los dedos un poco de mezcla y notar que no hay textura granulada.

  5. Dejamos enfriar un rato.

  6. Una vez fresca la mezcla, comenzamos a batir a velocidad media hasta que las claras empiecen a montar, subiendo entonces la velocidad de la batidora y batiendo hasta que el merengue se enfríe por completo y esté firme y brillante.


Una prueba infalible de que el merengue está totalmente batido es que forme un pico en la punta de la varilla o que al dar la vuelta al bol donde lo estemos batiendo este no se caiga.


Tus pasteles ahora tendrán un plus aún más especial con el merengue suizo. Claro, realízalo siempre con #LaMasBlanca

Kommentarer


bottom of page